El tratamiento intensivo de una enfermedad como el cáncer produce habitualmente alteraciones en las células. La mucosa gastrointestinal y, por tanto, la mucosa oral, es muy susceptible a los efectos tóxicos directos e indirectos de la quimioterapia y de la radiación ionizante. En la cavidad oral este riesgo es el resultado de varios factores:
• una alta tasa de renovación celular de la mucosa;
• la existencia de una microflora compleja y diversa;
• el trauma en los tejidos orales durante la función oral normal.

Entre los efectos secundarios más comunes nos encontramos: la mucositis (inflamación de la mucosa), la hiposialia (disminución de la saliva), las alteraciones del gusto, la hipersensibilidad dental, la osteonecrosis, el sangrado de la mucosa oral y las infecciones por inmunodepresión.

El tratamiento de estos efectos secundarios incluye:
• la identificación de la población de riesgo;
• el inicio de las intervenciones antes del tratamiento oncológico;
• el manejo oportuno de las lesiones provocadas por el mismo.

Las complicaciones orales mencionadas pueden afectar de forma significativa a la calidad de vida del paciente, a su correcta hidratación y nutrición y, en casos severos, pueden llegar a impedir la adecuada administración de la terapia oncológica.

Más información: El servicio de Oncología y Humanización del área sanitaria de Lugo ha contado con la Doctora Vanessa Quiñones para llevar a cabo un webinar sobre los cuidados de la boca y la prevención de los problemas bucodentales en los pacientes con cáncer. Os dejamos aquí el enlace de Programa formativo para pacientes oncolóxicos e coidadores por si queréis saber más o lo que queréis compartir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *